jueves, 30 de diciembre de 2010

¡Once!

Llegó el momento de cerrar un año y abrir otro Nuevo.

El 2010 y todo lo suyo formará parte del pasado del que sólo continuará aquello que tenga que estar, el resto quedará atrás para dejar hueco a todo lo nuevo.

Compañer@s...
¡hasta el año que viene!

¡¡¡¡¡ FELIZ 2011 !!!!!



Au revoireeeee

jueves, 9 de diciembre de 2010

INTROSPECCIÓN


Cuando los ojos miran sosegados el mundo que les rodea rastreando su arrobadora grandeza, uno se pregunta si la vida real no tendría que ser otra distinta a la que de forma distraída vivimos.

Quizá en esos instantes a esos ojos les sobrecoja un sentimiento de inmensidad y melancolía, un deseo de transformarse en ese todo que contemplan y por el cual dejen de ser un observador para pasar a ser parte fundida de un Absoluto.

Ser sólo energía que fluye armónicamente con el existir y el devenir de la Naturaleza, donde nada es mentira,
donde ser, sin más, es lo valioso y lo único que cuenta.

Convertirse en un ente ingrávido, a veces móvil, otras inerte, que empatiza con todo lo que le rodea, adaptándose a formas y colores, que aporta su energía y su luz, absorbiendo sin resistencia la que recibe del entorno.

Un ser libre y puro, sin apegos, sin cadenas, sin una mente que carcoma el espíritu por ser humana, imperfecta y defectuosa.

En ocasiones me inunda la idea de dejar de existir en este formato, sufrir una metamorfosis y convertirme en energía que recorre los universos sin rumbo fijo, pletórica de un amor total y eterno.


Au revoir

video

viernes, 12 de noviembre de 2010

Os voy a contar el cuento de Las aspas y El viento.


Ahí están, un día y otro. Desde lejos se las divisa, grandes y extendidas. Ellas sólo necesitan que el viento las alcance y juntos, como enamorados, juegan formando remolinos en el aire.
Cuando él no llega, las aspas esperan casi inmóviles y en silencio a su amado.
A veces él se presenta suave y ligero, las acaricia, revolotea entre ellas y su amor es como un susurro.
Otras veces ruge fieramente como un león y las envuelve en un turbulento abrazo que les hace enloquecer.
Las aspas siempre están situadas en el mejor lugar, en un alto, donde su amado viento pueda encontrarlas.
Quizá a su alrededor todo sea árido y el terreno en el que reposan yermo.
                              



Pero arriba, cuando él viene, giran y se llenan de vida.




Ya veis, la mayor parte de las veces ni nos fijamos, pero así es el amor entre ellos.

Orvuá

lunes, 4 de octubre de 2010

Qué bonito el misterio de la vida

El 28 de agosto salí a la galería con intención de limpiarla un poco porque estaba llena (exageradamente) de cacas de palomas. Al retirar un plástico que tengo allí, me encontré con ésto.

Jo, qué ilusión me hizo tener ahí un nidito con 2 huevitos.

A pesar de que imaginé que ese rincón se convertiría en un estercolero palomil y que me iba a costar un mundo limpiarlo, tuve claro que les iba a dejar seguir el curso de su vida.
Aunque, sinceramente, dudaba que de ahí saliera algo, eh? Es que eran dos huevitos pequeñines, pequeñines.
La ventana de una de las habitaciones va a dar justo a esa parte de la galería y desde ahí todos los días me he asomado y he retirado el plástico para ver como iban.


Era curioso, uno de los padres, el de las puntas de las alas manchadas, era el mas valiente y cuando me asomaba a verles, me miraba y se mantenía sobre los huevos, aguantando el tipo más valiente que nadie. Creo que era la madre.
Os presento al valiente progenitor.

El otro padre sin embargo, en el momento que oía el ruido del correr de la ventana, salía escopetado de ahí, miraba desde el borde del balcón y echaba a volar (alas para qué os quiero). Eso sí, a los pocos segundos volvía, eh?
Aquí creo que no se enteró de que le miraba.


Bien, pues me llené de emoción el día que me encontré con esto.

10 sep 10. Guan había nacido.

A los dos días ya estaban los dos juntos, había nacido Chu.
12 sept 10 nació Chu

Jo, se lo dije a todo el mundo.
Mi padre dijo que sí, que crecieran que crecieran y que cuando fueran pichoncitos… a la cazuela!
No veáis como le miré…jajajaja.


Y aquí os dejo como han ido creciendo mis ahijados.

23 sept 10


24 sept 10, que feos estaban.
Guan se levantaba y me echaba el pico, jaja.
Valienteeeeeeee!!!


28 sept 10. Chu y Guan.


29 sep 10. Ya se diferencia bien quien es quien.
Guan es el de la izq y tiene manchadas las puntas de las plumas como su madre.
Chu sin embargo tiene las alas enteras pinteadas, igualito que su padre.


30 sept 10


Mirad qué bonitos estan ya. Les acabo de hacer estas dos últimas fotos. 4 oct 10.

Ya tienen las plumas casi completas y cuando les miro ya no estan acurrucados juntitos sino que están andando por ahí. 4 oct 10

Hoy me he dado cuenta de que pronto se irán, de que como cada día, cuando me asome a verles descubriré que ya no estarán porque habrán volado del nido.
Estoy contenta de haber podido ver todo su proceso. Es increible lo fuerte y maravillosa que es la naturaleza.

Au revoireeeeeeeeeeeeee

(PD.: Si lo que no me pase a mí...!! jaja).

miércoles, 25 de agosto de 2010

Turista en bicicleta.

Érase una vez que me compré una bici, en contra de toda opinión (aunque más de una persona me intentó quitar las ganas, no me importó, al final terminé comprando una).
Fue allá por octubre del año pasado, sin previsión de poder usarla ya que ni conocía a nadie que anduviera en bici, ni la gente de mi alrededor tenían la intención de incorporar la bici entre sus aficiones.
Para que os hagáis una idea, no sabía nada del mundo de las bicis entonces me compré la que me aconsejaron para lo que pedí .

¿Que qué pedí?
Pues dije: quiero una que me valga para andar por carretera y para andar por caminos. No la quiero ni muy buena ni muy mala ya que no sé si alguna vez la podré sacar partido, bueno, ni siquiera sé si surgirá la oportunidad de poderla utilizar (yo sola no tenía la intención de ir por ahí ).
Desde que la compré hasta ahora, es decir en 9 meses, creo que la he cogido 5 veces (un record, eh?).

Bueno, pues a finales de Julio me enteré que había un evento que era del 31 de Julio hasta el 8 de Agosto.
Se trataba de cicloturismo, así que pregunté qué se necesitaba para hacer tal cosa, que yo me apuntaba.

Le puse transportín, compré alforjas, compré un saco, aislante, luces, bolsita de herramientas, cambié la potencia para subir el manillar, etc, etc… y para allá que me fui alegremente, a estrenar el velocípedo.
Todo ilusión, todo sorpresa!

Buffffffffffffffffffffffffffff………. Lamadrequeloparió!
¡¡¡¡¡En menuda que me metí!!!!!

Aquí os dejo larutitaloscohones para la configuración de una idea digamos gráfico-global (la anímico-muscular, no la puedo plasmar).

(Jo, no sé como hacer para que pinchando en las fotos de los mapas éstas se abran, que así tan pequeñines no se ve nada. Que alguien me lo diga.).



- Etapa1: Ciudad Rodrigo - Nava de Francia (Domingo 1)


Ni qué decir tiene que en el momento que la carretera tomó sentido ascendente, ya empecé a sospechar y a preguntar que si la cuestita duraba mucho y que si iba a haber muchas. Tampoco hace falta comentar lo que me contestaron.

Ayyyyyyyy Diosssssssss!!!

Pues nada, sólo apuntar que había que llegar hasta el paso de los Lobos (1499m) y los que quisieran podían subir hasta la cima de la Peña de Francia, con toda la solana.

Adivinaréis que yo pasé de la tremebunda diversión de subir.

Ahora bien, lo que venía después era mi primera bajada (era de bastantes kms).
Ésto ya era harina de otro costal.

Ahí descubrí una de las mayores gozadas del mundo.

Bajar puertos. Es MARAVILLOSOOOOOOOOOO!!!

Las vistas, la sensación de velocidad, la de peligro...

Esa posición de culoenpompa que la emoción me hacía poner (posición no muy buena, de novata claro, pero todo fuera por coger velocidad).

Las vistas apenas se podían disfrutar por tener que estar atento a las curvas cerradas.

Para ser el 1º día y la 1ª experiencia subiendo y bajando durante más de 60 km (eran cincuenta y algo pero nos perdimos al final e hicimos sesenta y pico), la conclusión fue que aunque había sido duro para mí, había valido la pena.

Confíaba en que el físico me siguiera aguantando día tras día.


- Etapa2: Nava de Francia - Sotoserrano (Lunes 2)

Comprobé este segundo día que, tal y como había ocurrido en el anterior, también iba a haber subidita.
El Portillo (1240m). Caguenn!

En Miranda del Castañar, me robaron las gafas que las dejé un momento en la bici. Qué gente! Las necesitaba, sobretodo para las peaso bajadas, en las que he asesinado a más de un bicho volador. (Qué daño hacen cuando se estampan. Si te dan en un ojo y te dejan tuerto).


- Etapa3: Sotoserrano - San Miguel de Valero (Martes 3)
La subidita desde Valero hasta S. Miguel de Valero... buyyyyyyyyyyyy!!!!

Destacar que la hice y me guié hasta el camping en solitario. Ole, como una moza.

(Es que cada uno iba al ritmo que podía. A veces coincidías con un grupo, otras te quedabas más atrás, otras los adelandabas y así día trás día).

Aquí todas mis posesiones (bueno no, que la tienda me la dejaron).


- Etapa4: San Miguel de Valero - Candelario (Miércoles 4)
Al llegar a Béjar tuve que ir de compras. Por fin encontré una óptica y me compré las gafas.

La subida hasta Candelario, joéeee. La hice desde Béjar por la carretera que va a dar a la plaza de toros más antigua de España.


- Etapa5: Candelario - Navalonguilla (Jueves 5)
Aquí me cagué un poco. Sí. Qué le vamos a hacer. ¿Por qué?

Porque había dos puertitos. Y con toda la solana también hoy.
La Hoya (1250m) y El Tremedal (1637m).
Se sube desde los pueblines que quedan allí abajo.
Me paré a beber agua 7 millones de veces (de esa manera también aprovechaba para que me circulara la sangre por las piernas, porque para mí que ya no me circulaba, las tenía como postes). Al fina de la etapa si me las miraba veía a Conan y si andaba, a Himan.

Yo que pensé que tanto ejercicio me adelgazaría y resulta que tenía los muslos 3 veces más gordos que al empezar.
Huy qué maaaaaaaaaaal.


- Etapa6: Navalonguilla - Hoyocasero (Viernes 6)
Por la noche, las piernas parecían que iban a estallar. Me las eché un mejunje que me dejaron para la inflamación muscular y se me pusieron rojas como tomates y con un calor de la leche. Después de la cena empecé a tener escalofríos.

Después durmiendo en la cabaña me desperté porque sentí mucho frío y corriente en la cara.
Me agarré un pasmo que me tiré toda la noche goteando por la nariz.
No dormí nada.

Me levanté hecha polvo. Me dolían hasta las pestañas.
Les pregunté que como tenía que hacer para volver a Valladolid, porque si no mejoraba me tendría que ir.
Decidí tomarme un ibuprofeno y un comprimido de vitaminas y me monté en la bici.

Trás una hora de pedaleo, el ibu y el ejercicio parece que me hicieron efecto y tanto la congestión como los dolores se fueron un poco, así que tiré millas, cantando con mis compañeros/as (es que les había muy cantarines).

Al lorín con lo que íbamos cantando eh?... la mamma morta, el nessum dorma, el duo de las flores de Lakmé, la Casta Diva, en fin, una cosa ya de nivelónnivelón.  :PPP

Esta etapa fue muy bonita y algo más suave porque al ser de más kms era más tendida.

Uno de los participantes era de Navalperal de Tormes y sus padres nos llenaron de cuidados y de comida. Personas encantadoras y muy hospitalarias.

De Navalperal a Hoyos del Espino (pueblo del que se parte para ir a la plataforma) se veían asomar las cimas de las montañas de Gredos, como los niños cuando se asoman por encima de un muro.
El calor era insoportable pero disfruté mucho este día.


- Etapa7: Hoyocasero - Ávila (Sabado 7)

Y aquí ya el remate final.

El puerto de Navalmoral (1514m), el que meten como última etapa en la vuelta ciclista a España.
Después de la comida y del rato de siesta en un parque de Navalmoral, con todo el sopor y 40 grados a la sombra (bueno había 35), yo miré para arriba y hablé muy seriamente.

Por tu madre -le dije- encapotate un poco jomío, que vamos a morir como en una parrilla.

Y como si de la invocación de una sioux se tratara... ¡¡¡¡tooooooooooma!!!!... a los pocos minutos de subir a las bicis empezaron a aparecer nubes... grandes y gorrrrrrrdassss.

Ésto fue muy importante para mí. No os imagináis cuanto.

Subir con sombra "el puertecito" del Navalmoral ha sido un finalizar con alegría y emoción.
Y no te digo nada los veintitantos kilometros de bajada hasta Ávila... es que me embalé como una posesa. Iba hablando sola, cantando, gritando, en posición de cúlitosupino, veintitantos kms de soledad a toda pastilla.

Hiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.... qué gozadaaaaaaaa.

Ya en Ávila nos esperamos los 7 de ese grupo de cola y nos dirigimos al Polideportivo que nos habían cedido para dormir esa noche. Nos dimos una duchita y salimos a encontrarnos con el resto de la gente para ver Avila, cenar y acudir de noche a la obra teatral a lo largo de la muralla que nos había reservado la organización como colofón final.

No he puesto fotos ni os he contado mucho acerca del día a día y de las cosas que iban pasando porque esta entrada ya es larga. Pero hay tanto que contar!
Han sido unos días inolvidables, por muchas cosas. Una experiencia maravillosa. Multitud de anécdotas, de momentos bonitos, de risas, de cosas por aprender, de paisajes y sobre todo de estar sorprendida y contenta conmigo misma.
La convivencia con el resto de los veintitantos participantes que venían de toda España, fantástica.

Y el esfuerzo que a mí me ha supuesto.............. pa cagarrrrrse (tal cual).
Pero he venido llena. Sólo hubiera renunciado si no hubiera podido más.

Ahhhhh!... y no llegué la última nada más que 1 día!!!
Oleeee!!!
:)

¡Vivan los que a los ojos de los demás parecen locos o incluso lo están un poco!
(Pero con 2 dedos de frente, einch?).

Orrrrrrrvuáaaaaaa

PD: las piernas ya me volvieron a su ser (menos mal). 

lunes, 23 de agosto de 2010

¿Alguien lo reconoce?

A lo mejor no lo voy a poner muy fácil en las primeras fotos.

¿Todavía no?
Está bien, pondré alguna más reconocible.

Por si aún nada... ahí va esta pistita.

Y en caso de que aún quede alguna duda... áquí viene la
foto reveladora.


Me gustó este pueblín.
No imaginaba que estuviera en to lo arto, ni con tanto arte.

Orrrvuá

miércoles, 18 de agosto de 2010

Todos llevamos ésto dentro.


Él...

Ella...

a solas

... montaña,
.
mar
.
y cielo.

Orvuá

martes, 13 de julio de 2010

Líneas horizontales y verticales: las secuoyas

Paralelas


delgadas


alargadas

.
contraste con horizontal

.
invita a un descanso

.
Orvuá

sábado, 26 de junio de 2010

AQUEL SUEÑO

Hace algunos años, en el 2005, tuve un sueño cuya imagen se quedaría grabada en mi cerebro para siempre.

Recuerdo que, sumergida en él, me invadía una sensación extraña, mezcla de libertad, incertidumbre, pérdida y melancolía.

Era una playa-desierto, inmensa, con dunas cada vez más grandes a medida que te adentrabas en tierra alejándote del mar.

Era una noche cerrada, sin luna, en la que un grupo de personas caminábamos descalzas en hilera por la arena, alejándonos de la orilla, cargando con nuestras cosas al hombro.

Yo lo sentía como un éxodo. Pero quería hacerlo.

La atmósfera era absolutamente cautivadora.

Una oscuridad vencida por la incandescencia de planetas que brillaban suspendidos a baja altura sobre el mar, en medio de un infinito horizonte nocturno y misterioso.

La arena en contacto con mis pies era seda que resbalaba entre mis dedos y yo, no cesaba de mirar hacia atrás para ver el espectáculo que tras de mí levitaba en el cielo.

Lloraba mientras andaba. La belleza de lo que mis ojos contemplaban y la tristeza de alejarme me desbordaban.

Planetas gigantescos, tan cercanos, sobre el océano en tinieblas. Esa luz…

De pronto fui consciente de que uno de ellos dejaba de brillar. Permanecía junto a los otros dos, pero sin luz, como si ésta se hubiera apagado, como si la energía de su interior hubiera muerto.

Era una visión asombrosa e hipnótica. Mágica.
Un paisaje fascinante y desconcertante.
Pero fue entonces cuando me asaltó un sentimiento de turbación y abatimiento.

Me afectó mucho ese sueño. Estaba conmovida. Lo percibía como una imagen muy fuerte.

El subconsciente es capaz de crear imágenes impactantes e impresionantes.
Me había dejado tocada.

Le conté a todo el mundo mi sueño. No lo podía evitar, tenía que contarlo. Había en él un poso de “algo” que me impulsaba a describirlo.

Pues nada, no pude quitármelo de la mente durante días. (Yo misma pensaba de mí que qué pesadita).

Llegó un punto en el que llegué a tener la necesidad de plasmarlo, como fuera, para que la gente lo viera, para que constara. Era un sentimiento extraño que podía más que yo. (A veces pienso que si estaré algo pirada).

Y un día, como una poseída, cogí un folio y ceras y empecé a dibujar. Para mí era imposible estampar lo que vi, sólo alcancé a expresar la idea, pero me bastaba. Me quedé tan a gusto.



Mira, mira, ésto es más o menos lo que soñé –les dije apasionada a todos-.

Y desde entonces, ese folio no se ha separado de mí, ha estado colgado siempre en la pared de mi dormitorio.

...

Hoy he dormido a golpes. (Llevo días en los que no duermo apenas, tengo la cabeza saturada de cosas).

A las 8h, he abierto los ojos y desde la cama he mirado mi habitación (lo que hacemos todos cuando nos quedamos un ratito más bajo las sábanas mientras la mente rumia pensamientos) y la vista, en su recorrido arbitrario, ha llegado hasta el dibujo.

Ha sido en ese momento cuando de pronto, he comprendido todo. Y se me ha llenado la almohada de lágrimas.

Hoy, 5 años más tarde, ya sé quien era ese planeta que iba a permanecer suspendido entre nosotros pero sin vida interior.

Aurevoire

sábado, 12 de junio de 2010

Mrposa d luz


Año tras año la rutina trazaba mi vida
y la vivía impasible y por inercia.

Las mrposas de luz existen y un cierto día
la más hermosa se posó en mi piel
y sus alegres colores cambiaron mi rumbo.

Renovadas ilusiones, insospechados misterios,
toneladas de pasiones, sentimientos y placeres llenaron mi mundo.

Mi mrposa de luz, de naturaleza infinita
se quedaría ya para siempre tatuada en mi corazón.
Todo latido le pertenecía.

Pero…
pronto comencé a golpearla con
los martillos de mi poca cordura.

Y aún así, ella continuaba a mi lado.
Con sus alas de vivos colores malheridas,
seguía intentado su hermoso revoloteo.

Mi mrposita sensible y frágil...
-qué poco la cuidé-.

En cuántas ocasiones
le arrebaté el brillo de sus ojos y
se los llené de lágrimas
de sufrimiento y dolor.

A veces pienso que hay algo turbio y cruel en mí
que me hace tender a destruir
todo lo bello que me rodea
y hago sufrir a sabiendas.
Y como un estúpido ignorante
me siento poseído por un sentimiento de grandiosidad,
me siento por encima de todo, cuando no soy más
que un pobre necio que vive de mentiras,
prejuicios y sentimientos de inferioridad.

Mi mrposa me entregó
todos los colores de sus alas,
toda su luz,
infinitas volteretas y alegrías
a las que yo correspondí con engaños,
desprecios y traiciones
pensando que siempre estaría allí,
aunque fuera con su vuelo roto y acurrucada
en el más oscuro de los rincones.

Hice trizas sus alas.

Desgasté sus colores.

Le quebré su luz.
Y después, la abandoné.

Desaparecí para dedicarme a buscar otras luces que
por mi estupidez creí que eran reales.

Y no lo eran.

Y ahora estoy en medio de la nada.

Y mi mrposa sigue tatuada en mi corazón,
de donde ya no la puedo borrar.

Ahora no encuentro luz.

La luz que yo tenía era la que ella me regalaba.

...............................................G. Deruá


Me gusta… porque me cuenta mucho.

Orrrrrvuá

lunes, 7 de junio de 2010

Horizontes y caminos: en rojos, verdes y dorados.

A veces nos vamos lejos


en busca de hermosos parajes


sin darnos cuenta de que…


con sólo estirar la mano


la llanura castellana

ofrece también belleza,



colores…


y algún altiplano.


Días de rojos, verdes y dorados.


De aquí a poquito tiempo, los colores irán cambiando.


¡Ancha es Castilla!

Orrrrrvuá!

PD.: Buena zurra me di!

Estampas de lugares

Si se atiende a los detalles, todos los lugares tienen su belleza.