viernes, 15 de mayo de 2009

ESPERAR


Entre los regalos de cumpleaños que he tenido, uno de ellos han sido unos pies de gato.


Llevo muy poco tiempo escalando y las veces que he ido lo he hecho con unos que eran los más malos del mercado. Sí, es así, no es una opinión personal. Para lo que hacía, podía ir tirando con ellos.

¿Pero qué pasó? Que una vez me dejaron probar otros y vaya si se notaba la diferencia y eso que eran normalitos.

Y aunque a la hora de escalar lo que realmente importa son las cualidades del escalador, el material también es un punto que suma y ayuda a mejorar (claro que de poco vale si no hay una buena materia prima).

Imagino que pasará lo mismo en todos los deportes: zapatillas para los corredores, bicis para ciclistas, botas para montañeros, patines para patinadores, etc…

¿Quién no quiere tener un material que le facilite la práctica y la haga más efectiva, por muy principiante que sea? Nadie. Todos queremos siempre lo mejor.

Bueno pues por lo visto éstos que me han regalado deben de ser la caña. ............................................. Mod. Miura...............................................

Digo “deben ser” porque ni los he estrenado ni creo que pueda hacerlo en un tiempito (¡¡¡quemevoyacagarentóoo!!!).

Lo intenté el otro día, bruta de mí, sabiendo que tenía un gemelo muy tocado (de cuando salí a correr el viernes pasado).

Lo intenté e "hice tiritar a cuarto kilo de perillos" (vamos, que hice cagar).

Yo callada como una monja, sin decir lo malamente que tenía la zona en cuestión.Y hala! Rumbo a las rocas a escalar. Una vez llegados allí vi que me costaba hasta salvar las piedras del terreno para llegar a la escuela (vías de escalada).

Y yo, seguía callada. Como que nada. Pero por dentro me rumiaba el mismo pensamiento: “Bufffff, cuando me ponga los gatos e intente tirar para arriba, a ver que pasa”.

Cuando me tocó el turno, ilusa de mí, me calcé los gatitos con todo el entusiasmo. Incluso creía que a lo mejor sí que iba a poder subir, sí, sí.

Así que, termino de anudarme la cuerda al arnés, me aproximo a la roca, encuentro agarres para las manos, busco apoyo primero para el pie izq (el bueno) y cuando encuentro apoyo para el dcho (el malo), apoyo la punta del gato, intento tirar suave para arriba a ver que tal y... ¡¡¡¡MADRE DE ZEUS QUE DOLOR MAS DOLOROSOOOOOOO!!!!

Que cara se me quedó, dios!
De dolor, de mala leche, de gilipollas, de rabia, de impotencia, de pena…

Ahí vi que se acabo por un tiempo todo: la escalada, correr y la montaña.

Ahora que por fin había venido el buen tiempo, que me sentía más en forma, que tenía unos gatos que ni spiderman, que podía salir a hacer cosas todos los fines de semana, ahora que ya estaba todo a mi favor… ZAS! ¡lamierdalgemelo!

Según me quité los pies de gato no lo pude evitar y se me cayeron unos lagrimones como puños (imagino que por el cúmulo de todas las emociones que cito arriba).

Menos mal que no hubo bronca, al contrario: “venga no pasa nada, no lo fuerces, vas a ver que pronto se te pasará. Y como no puedes escalar aprovechamos el viaje y nos vamos a visitar los pueblos de alrededor, haces algunas fotos si quieres y ya está”.

Pues al principio, con el ánimo que tenía, ni fotos quería hacer.

.....................................Y me la hicieron a mí.



............Luego poco a poco me fui animando y ya hice alguna. .................





.....................................Vi cosas bonitas... ......................





........................... y no pude aguantar no fotografiarlas. ...........................





..................................- ¿A donde va la cojita?- ..............................

..................................- Grrrrrrrrrrrrrrrrr ................................




Para este finde había pensadas algunas cosas de deporte de aventura para celebrar mi cumple, pero visto que a pesar de haber ido al masajista, el gemelo sigue que no le puedes ni mirar, ha habido que cambiar los planes.




Así que esta noche toca cena de “Los Ángeles de Charlie” (mis amigas María, Mar y yo) que desde que murío el padre de Mar (la pelirroja) hace un año no habíamos vuelto a salir a hacer una “Misión”.
El día de mi cumple, estando con ellas, de pronto dijo que tenía muchas ganas de que volviéramos a nuestras andanzas. (Eso es muy bueno, ya siente ilusión por las cosas).




Mañana y pasado, con lo bueno que hace, alguna rutita suave, de paseo, no creo que sea mala para el gemelo.



Está claro que si no se pueden hacer unas cosas, siempre se puede animar uno a hacer otras.

Orrrrbuuuá

13 comentarios:

Furacán dijo...

Ay pobre, te pudo la mentalidad jaramuga. Venga anímate que seguro que pronto te pasa, ya verás.
Me encantan tus fotos, esa mariposa es una de mis favoritas, la Polyommatus icarus, pequeñita pero muy chula, sólo se aprecia su belleza cuando se fija uno en los detalles.

Bikiños y ánimooo!!!

davidiego dijo...

ponte buena!
(ya tienes el virus del deporte en las venas)

porfínesviernesman_u dijo...

Cachissss....!!! Tened cuidado que como bién dice Furi la mentalidad jumenta (más que jaramuga) parece transmitirse vía blogosfera, y con ella nuestro talón de aquiles, que no es tal, sino nuestros "gemelillos". Ayyyyy... que llevo casi 4 años sin poder correr más que después de montar en bici. Bueno, que me despisto. Enhorabuena por los gaticos y MUCHAS HAPIVERDIS TU YUUUU!!!!!!

Mildolores dijo...

Le das un toque a tus entradas que no sé si te estás quejando o te estás autovacilando.
Bueno, que lo del gemelo se pase pronto y que puedas dar el uso que se merecen esos pedazo pies de gato que tienen tan buena pinta.
Saludos.

Las fotos, preciosas como siempre. La de los Angeles de Charlie, un punto.

Isadora dijo...

- Sí, Furi, soy un poco bruta a veces (debo de tener ascendientes salmantinos).
Esa mariposita era preciosa, tenía el cuerpo como terciopelo y la cara muy bonita (y mira que a mí me dan yuyu todos los insectos). Pero no sentí ninguna grima mirándola de cerca.
Además, ni se asustó de mí. :D

- DD, jo, no sabes las ganas que tengo de ponerme buena ya!

- Ostras Manu, 4 años sin poder correr bien por los gemelos?
Qué mal, que mal, que mal!
Yo no quiero que me pase esooo???
:O

- Mildo, jaja, tienes toda la razón. En realidad hago las dos cosas: empiezo quejándome y despotricando pero según sigo escribiendo me veo tan quejica que inconscientemente empiezo a vacilarme, me burlo de mi mísma y al final termino tirándome para arriba.
Me ha hecho gracia leerte porque yo ni me había dado cuenta.
:D

- Gracias a los cuatro.

Nacho Cembellín dijo...

Mira que he sido malo yo en esto de escalar, vamos, como en el resto de deportes la verdad... el caso es que cuando andaba yo haciendo mis pinitos, regresando de un viaje a Dolomitas, coincidimos en una escuela de Burgos con toda una eminencia en esto de la escalada, conocido de mis amigos, los cuales entre varias hazañas han hecho el Gran Capitan en Yoshemite y que el tio pasaba de pies de gato y mientras el tiempo lo permitia, escalaba descalzo... ahí es na. Decia que tenia mucha más sensibilidad, nos ha jodido... en fin, es que no somos nadie...;-)

misstake dijo...

Cuídate y descansa aunque te cueste!

Isadora dijo...

- Sí, Nacho, hay personas realmente extraordinarias en todos los deportes.
Es gente admirable, aunque yo ni me lo pongo como meta ni me comparo (es que si no uno se hunde, jaja), me conformo con intentarlo y disfrutarlo a mi ritmo.

- Ainhoa, gracias.
Sí, sí que cuesta, pero este finde al final decidí tomármelo de reposo. Y parece que el gemelo lo ha notado. A ver si sigue así y el finde que viene ya puedo hacer alguna cosita.
:)

akela-mae dijo...

Eyyy!!! ponte más güena ...por que güena ya estás, je,je

Si un poco bruticas si que somos, bueno ya sabes lo de siempre PACIENCIA y ya verás como esos pies de gato van a pulir muchas rocas.

Por un momento he pensado que te habían regalado un gatito, al ver la foto de los pies y poner Esperar ... digo cuando habra el post veré al gatito entero. Me admira la forma que tienes/tenéis de escribir, como hiláis las mente con la expresión, las fotos, los sentimientos, los pensamientos, .... yo de "pequeña" (mayor ya soy) quiero ser como mis blogueros.

Ah!! y ancha es Castilla ¡¡qué fotos!! la de la mariposa me encanta.

Estoy preparando el artículo RUIDERA ¡¡como lo hemos pasado!! que lugar, que ambientazo, .... no te digo más.

Un besazo y recuperate bien para darle caña a esos "gatitos"

Ramón Doval dijo...

Ojito a las zapas de correr. A ver si no valen para tu forma de pisar, y te van a repetir la lesión hasta que des con las apropiadas. Esas La Sportiva están muy bien, aunque son bastante técnicas (mejores para cantos y presas pequeñas), por lo cual te resultarán más incómodas después de un rato. Yo solía pasar por la fábrica de Boreal -aquí al lado-, a provisionarme hasta de botas para hielo. Cuídate,... y cuidadín con la carrera y las zapas.

Isadora dijo...

- Gracias Akelita. Sí, me he portado bien con el gemelo este finde.
Tengo muchas ganas de que se cure.
Cuánto me alegro de que hayas disfrutado en Ruidera!
Termina ya el post para poder verloooo!

- Ramonsito, tengo que decirte que seguro que tienes razón, ya me comentaron que las zapas no eran para correr.
Los novatos a veces somos así de torpes. :(
Gracias por tu observación y avisarme, cuñadito.

¿Dices que estos gatos son buenos para cantos y presas pequeñas?, entonces me vienen de perlas, es lo que necesito porque las presas pequeñas en los pies se me dan fatal. Espero no tardar mucho en hacer cada vía para que no me dé tiempo a sentirlas incomodas.
Ya estoy viendo que la fábrica de Boreal está en Villena. Si surge ir por aquella zona, habrá que hacerla una visitilla, que me faltan muchas cosas para estar medianamente equipada.

inma dijo...

bueno ISA quedate con lo bueno de viaje que es mucho, dale tiempo al gemelo para que recupere y ANIMO QUE LOS PIES ESTAN DESEANDO SUBIRTE A LA CIMA..

CUIDATE

Atalanta dijo...

REPOSO, Isadora, REPOSO... Ya te dije y después muy poquito a poco. Te lo dice alguien que ha tropezado muchas veces en la misma piedra.
Si además al final siempre lo pasas bien.

Estampas de lugares

Si se atiende a los detalles, todos los lugares tienen su belleza.